Ventajas de una dieta baja en carbohidratos

Entre todas las dietas disponibles para las personas que deseamos mejorar nuestro peso, uno de los más importantes es la dieta comúnmente conocida como la dieta "baja en carbohidratos".

Esta dieta yo la he seguido intermitentemente y me ha dado muy buenos resultados. Las dietas es una ingesta baja en carbohidratos y un aumento en la ingesta de grasas saludables. Las dietas que son bajas en carbohidratos tienen muchos seguidores porque dan mejores resultados en una pérdida de peso rápido.

¿En qué consiste la dieta baja en carbohidratos?

Hay muchas variedades de dietas bajas en carbohidratos. Los carbohidratos deben reducirse en relación con el valor calórico total de toda la dieta. El límite de carbohidratos no debe exceder de 50 gramos. Aunque hay algunas dietas más variables que se permiten 150 gramos.

Las dosis más altas también deben reservarse para los días de entrenamiento, mientras que en los días sin entrenamiento es mejor ceñirse a los rangos más bajos.

La ingesta de proteínas es importante, debemos de consumir 2,2 gramos por kilogramo de peso corporal. Esta es una condición necesaria para el mantenimiento de la masa muscular ya que el consumo de una menor cantidad de proteínas nos expondrá al catabolismo muscular.

Alimentos permitidos en en una dieta baja en carbohidratos

En la práctica, la selección de productos alimenticios para la aplicación de una dieta baja en carbohidratos es muy específica.

El menú se basa en carnes, lácteos y huevos. La alta demanda de grasas debe complementarse con pescados grasos, aguacates, aceites vegetales, mantequilla, manteca de cerdo y otros.

Como el suministro de carbohidratos es limitado, es conveniente asegurarse de que se suministran principalmente verduras y frutas. Productos como el pan, el arroz, la pasta y otros no deben aparecer en nuestra dieta o aparecer solo ocasionalmente.

El utilizar carbohidratos en productos altamente procesados provocará picos de glucemia y por tanto nos expondrá a consumir alimentos no permitidos.

¿Cuáles son las ventajas de una dieta baja en carbohidratos?

Cambiar a una dieta baja en carbohidratos tiene muchas ventajas que nos resultarán atractivas para cualquier persona que se preocupe por su peso y la forma de su cuerpo. Un suministro menor de carbohidratos significa que menos insulina comienza a circular en nuestro cuerpo, la hormona responsable de inhibir la lipólisis, es decir, la movilización de grasa de las celúlas grasas.

El efecto de tales cambios hormonales es una mayor movilización de grasa, que pues ser útil en la lucha contra la grasa rebelde alrededor del abdomen y los muslos.

Un menos consumo de carbohidratos también tiene un efecto beneficioso sobre los niveles de glucosa en sangre y normaliza su nivel.

Un mayor aporte de proteínas y bajo contenido de carbohidratos conduce a un estado de cetosis, que nos permite comer menos alimentos de los que comemos todos los días y eliminar el exceso de agua debido a la liberación de glucógeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir